Cómo conseguir el objetivo marcado

1. Tú eliges el momento, ¿es el momento ideal para hacer dieta? Eres tu quién tiene que decidir cuándo ponerse a dieta, cuando te sientas con mas fuerzas y con ganas de hacerla.

2. Márcate la meta del día, según los expertos anotar tus metas, las veces que sea necesario, forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo: “volver a ponerme los pantalones de hace dos años”, “adelgazar 3 kilos”, etc. También es importante que te marques pequeñas metas diarias: desayunar “lo que toca”, hacer la comida más ligera…, el conseguirlas te irá dando más fuerzas para seguir.

3. No te sientas culpable si alguna vez fallas. Caer en la tentación alguna vez no significa que hayas fracasado, no has estropeado la dieta por pasarte en un momento dado o en un día. Pregúntate que ha desencadenado que ocurra, rectifica y mantente con positividad, creer que todo está perdido lo pondrá mas difícil.

4. No llegues al cansancio, si notas que la rutina te hace más difícil cumplir con la dieta, cambia cosas, introduce elementos nuevos y modifica parcialmente algunos detalles (ingredientes, el método de cocción de los alimentos, etc.)

5. En 20 días se crea una costumbre, aunque te pueda parecer difícil cambiar un hábito que has seguido durante años o durante toda tu vida, después de repetir algo durante 20 días creas una costumbre, pasado estos días te será mas fácil, por ejemplo, desayunar siempre si antes no lo hacías o elaborar platos menos calóricos cuando antes los cargabas de calorías.

6. Un capricho y compensa, escoge un día a la semana para darte un capricho, como dice el refrán “una vez al año no hace daño”, compénsalo luego con una cena más ligera.

7. Encuentra motivos suficientes, en ocasiones ocurre que tu alrededor o tu mismo, te pone obstáculos para lograr lo que te has propuesto. Si deseas que esto no ocurra, no intentes adelgazar por los demás sino por ti mismo. Si lo piensas hay muchas razones seguramente para hacerlo (salud, autoestima, bienestar, agilidad,…)